La Encina Yoga

¿Quién practica yoga con silla?

Paz Núñez
Paz Núñez

Seguramente cuando ves el anuncio de una clase de Yoga con silla, pensarás que es únicamente para personas con alguna limitación física o para personas mayores. Nada más lejos de la realidad. El yoga en silla es para cualquier persona. De hecho, piensa en cuánto tiempo de tu día pasas sentado en una silla. Sobre todo si trabajas en oficina o de cara al ordenador. 

La práctica de yoga con una silla nos ofrece la posibilidad de experimentarnos físicamente con un elemento que nos apoya, en este caso la silla. Si eres una persona que pasa mucho tiempo en una silla por tu trabajo o tu condición, este tipo de práctica puede ampliar tu percepción física y ayudarte a posicionarte desde otro punto de atención cada vez que te sientes en tu silla a trabajar o simplemente estar sentado.

Si eres de los que practicas yoga desde hace tiempo o eres una persona joven, activa y en buen estado de forma, practicar yoga con una silla podrá ayudarte a profundizar en determinadas asanas, facilitar la alineación y la precisión corporal, además de ofrecerte un punto de vista distinto de cómo practicar yoga y eso siempre es enriquecedor.

Venir a clase de yoga con silla no quiere decir que vayas a estar sentado durante toda la sesión. Utilizamos la silla como soporte no sólo en posturas sentadas, también de pie y en posturas de suelo, incluso en invertidas. Al utilizar un elemento tan versátil como una silla, las posibilidades de explorar tus capacidades físicas aumentan y te ofrece un elemento de apoyo que te da confianza y estabilidad durante tu práctica.

En el caso de que realmente necesites el apoyo de la silla para poder realizar determinadas posturas no es un aspecto negativo. Al contrario, es razonable aceptar apoyo cuando lo necesitamos. A veces en la práctica de yoga nos enfocamos en hacer más de lo que realmente podemos, nos exigimos y comparamos con los demás, y eso no es yoga. El yoga debe primar la autoescucha y realmente dar más si sentimos que podemos. Todo lo que hacemos de más sin que realmente estemos preparados  nos desequilibra y resta energía. 

¿Cuándo practicar yoga con silla?

  • Si tienes una limitación de salud, no sólo física, a veces son vértigos, tensión alta o baja.
  • Si necesitas dar un giro a tu práctica física y quieres explorar profundamente los principios de alineación de las asanas, el practicar con una silla puede ayudarte mucho.
  • Si te va bien por el horario de clases y se adapta a tus circunstancias. Practicar yoga en silla puede reportarte tantos beneficios como cualquier otra práctica de yoga.

La cuestión es comprender que el yoga no es simplemente una práctica física y tratar de borrar de nuestra mente creencias limitantes que nos frenan a la hora de acercarnos al yoga, como que tengo que ser flexible para hacer yoga o es un yogui más avanzado el que hace la postura más difícil físicamente. La meta del yoga es alcanzar el estado del Ser, de conexión contigo, y ese estado lo puedes cultivar en una silla, tumbado en tu cama, caminando o haciendo yoga en una esterilla. Depende de tu actitud y tu voluntad, no de tu capacidad física.

Si algo puede beneficiarte en tu vida es la disposición mental a explorar las posibilidades que la práctica de yoga puede ofrecerte en cada momento vital. Antes de ir a una clase de yoga de cualquier estilo, debes preguntarte ¿Qué necesito en este momento? Y en base a la necesidad que tengas buscar el estilo de yoga que pueda ofrecerte lo que necesitas.

En el yoga en silla tienes la oportunidad de suavizar tu práctica y llevarla al nivel que quieras con un apoyo, con un soporte que estará ahí cuando lo necesites, eso te dará confianza y seguridad. La invitación es a desmontar la idea del yoga como exhibición de posturas imposibles y ofrecerlo como lo que realmente es, un camino de vuelta hacia uno mismo.

Desde aquí te invito a que no limites tu idea del yoga, pues es más amplio de lo que parece y si realmente te va bien el horario de una clase de yoga en silla, pruébala!. Si realmente necesitas apoyo por tu condición, úsalo! Si realmente quieres acercarte al yoga ¡Hazlo! Es para todos.

¿Quieres practica Yoga con silla en La Encina?

Ofrecemos dos clases a la semana, los miércoles y viernes a las 10 de la mañana.Para  más información sobre horarios de todos los estilos, precios y reservas, haz clic en este botón.

¿Te ha gustado? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *