La Encina Yoga

Conócenos

Bea Esparcia

  • Hatha Yoga

Mi historia con el yoga comienza hace más de diez años. Yo estaba pasando por un momento vital de esos que suponen un punto y aparte en la vida y no estaba resultando agradable, para nada. La ansiedad, ataques de pánico y un discurso mental negativo y limitante eran mis compañeros en el día a día. Había escuchado, como lo hemos hecho todos, que el yoga es bueno. Así, en general. Decidí darle una oportunidad. 

Resultó que los momentos en los que practicaba yoga y meditación eran los únicos del día en el que mi mente dejaba de torturarme para pasar a un estado de atención plena e incluso felicidad… así, espontánea, porque sí. Así que todo mi tiempo libre lo dedicaba a estas actividades y a estudiar, investigar, todo lo relacionado con mi nueva afición. 

Me fui a Tailandia de viaje. Es el típico viaje al que vas para desconectar, cambiar mucho de aires… y me sentó tan bien que me quedé a vivir allí tres años. Seguí practicando yoga durante ese tiempo, tuve maestras maravillosas a las que admiro mucho.  

Tailandia me enseñó el poder de la calma, además de ser una cura para el consumismo, un curso de minimalismo y, en general, una experiencia que todavía tiene mucho eco en mí, a más niveles de los que soy capaz de explicar. 

Fue al volver a España (hace unos cuatro años), cuando decidí dedicarme a enseñar yoga. Estoy formada en hatha, yin y terapéutico en el Instituto Europeo de yoga, además de yoga nidra; un estilo de meditación que practico a diario y que ha supuesto una revolución en mi vida, pero de eso ya hablaremos en algún taller… 

Además, sigo estudiando yoga terapéutico con el método  Fisiom Yoga, un sistema que une el yoga, el ejercicio físico y el estudio de la psique humana con las ciencias de la fisioterapia y la osteopatía. 

Creo en el yoga como una herramienta a tu favor. Seas como seas, sin importar tu experiencia. Sé que es una práctica que funciona, capaz de adaptarse a tu cuerpo y a cualquier circunstancia. 

Sueño con un planeta de gente en calma, despierta y serena. Siento que el mundo necesita un cambio, y que es nuestra responsabilidad empezar por nosotros mismos. Si nos comprometemos con nuestro propio bienestar, si luchamos por alcanzar nuestro yo más auténtico, si vencemos al miedo, inevitablemente cuidaremos de los demás y del medio que nos sostiene.

 En mi experiencia, el yoga y la meditación son faros que guían en esa dirección. 

Lo que dicen de Bea

Bea te acompaña en tu práctica con mucho respeto y dulzura, de una manera natural te guía por las asanas y te invita a entrar en tu práctica, aunque lo que más me gusta es cuando llega savasana y me lleva de viaje estimulando mi chidakasha, yo no sabía lo que era eso hasta que di clase con Bea!
Ana

Conoce a...

Paz Núñez

Inma Andrés